El Ladrón de almas

La Niebla.

Era una noche diferente de las otras noches , lentamente la luz desaparecía dando paso a una luna marfileña y con tenues sombras oscuras.La niebla se fue apoderando del espacio como si fuera ese ángel que pasea libremente por el bosque dejando su estela blanquecina.

Sara miró de nuevo a un lado y al otro viendo la puerta desvencijada,como forzada y se quedó petrificada ante ese olor extraño que se evanecia por toda la casa.Descalza sintió la fría humedad del suelo y con pasos ligeros llegó hasta la puerta abierta…No pudo creerlo pero le vio el rostro reconociéndolo al servirle la cena.Era él pero transformado en un ser insólito,en una fiera desgarradora y no supo gritar ante él.Se quedó muda de dolor y miedo…Sus ojos chocaron con los de él, transmitiendo una pregunta sin respuesta…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: