La mar de cuentos

Un día estaba el Lobo Feroz harto de su fama de devorador de abuelitas y Caperucitas , por eso decidió hablar con una niña de la aldea.Solia verla debajo de un gran árbol sentada y leyendo.El Lobo Feroz olisqueando todo lo que había se quedó pensativo si él no podría hacer igual.Leer sobre lobos,sobre hombres y mujeres..Sobre un mundo distinto y así empezó una larga relación con la jovencita.Ella le dejó unas lentes de su abuela y otro libro para compartir la lectura,de esta forma nuestro lobo se hizo sabio y desgustador de galletas.

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Excelente por el camino correcto sin norte ni sur, el ideal para hacer la letra.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: